sábado, 4 de julio de 2020

FRIO

Muchos pensamientos andan en mi mente, como recovecos de preguntas sin respuestas.
Algo de rabia, siente mi perverso orgullo, de tantos idiotas manoseando almas.

Uff, fenómeno inversomil  de noches lloviosas y oscuras, con amor y sin odios.
Te veo en la oscuridad de la vida, saboteando el amor que queda,
huyendo a la vida, roseando la niebla.

El karma paranoico me estremece, creado por mi mente locuaz sensible,
que vive de desapegos y abandonos,
que termina por nacer cada día,
que te recuerda desde la nada,
que se quema desde el frió.
Rodeando mi vida, olvidando mi muerte.

viernes, 3 de julio de 2020

Distancia

Distancia idiota, como desmantelarte.
No necesito ni aliento, ni abrazos, sino honestidad a flor de piel basada en mi búsqueda afable.
No busco dinero, lo material me es intangible a la vida.
Busco potencia y gratitud.

Lejanía intrépida.
Ironiza con una pandemia y hace añicos la vida,
los lazos son virtuales, y se desvirtúa entre los dedos
todo fluye entre la nada, entre todo el encierro,
pero la pobreza es cruel, siendo cuando es del alma.




jueves, 2 de julio de 2020

Bálsamos

Siempre yo soy, entre las mareas entre adversidades y sin sentidos. Con más sueño que vida.

Entre los miedos, traumas, dramas, risas, penas, melancolías, cansancio, terror y cariños.
Eso soy yo y más.

Es todo o nada, a medias nada. La incondicional es eterna sin cariños tuertos, sin bálsamos, sin morbosidades mentales.
Mi verdad, esto con menos ni demases, potencia, fuerza, verdad, claridad, coraje y pasión.
Con todo y siguiente desafió...

miércoles, 1 de julio de 2020

Sabores de cuarentena

Bajar de un limbo y subirse en el, con el sabor agraz de la soledad y del abandono, pero asimismo, con la dulzura del padre, subiendo kilos.
Sabor amargo del encierro, con un palpito de placer mundano que se fue.
La historia se cuenta sola, de niña a mujer.

Cuarentena sórdida desde una ermitaña, pasando años de auto encierro, con encierro desde el virus, con mi padre en casa, de nana todos los días. Sabor a preocupación, sabor a cariño y a netflix.

Cuando era niña, pasábamos encerrados en la población, pero salíamos a jugar al cuadrado del block por que era gratis, también íbamos a la piscina vecinal a pasar nuestras vacaciones, bajo la playa de un departamento de 33 metros cuadrados. El sabor de la pobreza y del encierro sin lucas, era normal. Más aún cuando eran fechas celebres, pues nos cortaban la luz por semanas, pues eramos pobladores de una comuna pobre y que a nadie le importaba.
Después cuando crecí como ganadora social, el encierro fue auto complacido por mi, porque debía estudiar para mantener la beca social de caridad en el colegio de clase media que me adopto y me dio la opción de ir a la universidad, así que cuando fui, la disciplina del sabor ermitaño fue normal, pero luego de los años y la adultez, exploto a mil, como caballo de carreras que termino exhausto, con sabor triunfador, victorioso y muy cansado.

La potranca cansada sigue acá, muy acostumbrada al encierro auto impuesto, pero no al impuesto por otros, con sus perros de la calle, ansiosa con antidepresivos, trabajadora, poeta y con sueño, por hoy, sabor a tranquilidad, sola y con lluvia.




Dolió

Hoy me dolió el alma, como palpitos valencianos, me dolió lo crudo y lo distante que es la tecnología y lo crudo que son estos tiempos.

Cada día es más fuerte, como un deseo exagerado del ambiente, donde el miedo asusta y requiebra el ayer.

Encierro cautivo, bizarro perfecto.
Te doy la mano y empatizo en ascuas, porque tengo un corazón sensible y doloroso de tiempos.

Eyacula mi dolor con un abrazo...

Humo

Eres humo, servido de rostro.
Hipnotizado por la rabia, iracundo de costales.
Llegas y vas, como serpiente.
Yo ilusa, creyendo victoria.
Me muevo en un laberinto sin ternura, pensando horizonte y acariciando brisas.

Semblanza

Valentina Lira
Mujer, 29 años, hija única, docente de Historia, poeta desde los 17.
Emprendedora, sostén de su familia, amante de sus perritos.
Ganadora social, sensible, ansiosa, ermitaña,
Dolorosa, generosa, honesta y leal.

Pronto con libro publicado, cuando mi editor terminé.
Mi web animadeargel está todo lo que he escrito.

Escribo desde la terapia, desde el dolor, desde la emoción y el cobijo,
desde el amor, aunque no tenga, desde la vida y desde lo sensible de vivir.



lunes, 29 de junio de 2020

tristes

Que frió es el invierno,
como torbellino de lamentos
virus escuálidos,
pesadillas tristes.


domingo, 28 de junio de 2020

Clandestino

La melancolía resulta de la vida, como intentos interpoladores de las facetas araucanas...

En el concilio de los sueños, te veo en la realidad, como juncos de ríos, que pasan al aire.
Soledad mundana, virtualidad toscana que se ríe de las bestias,
Ironiza antes las selvas, me agobia los tuétanos de mi sangre y me hace extrañarte,
como idiota por el mundo, entre sabanas húmedas y besos grabados.
Dolor de los tormentos, agradece a los contextos, reúne a las virtudes y me concede placer.
Te busco en los infiernos y me devuelvo al calor, cariños y deseos que me hunden en la paciencia de los encierros clandestinos.




jueves, 25 de junio de 2020

Distancia

El dolor nos mantiene vivos,
de a poco en contratiempos,
entre vidas nos gozamos,
entre vidas nos perdemos.

El frió causa esperanza,
estragos bajo la lluvia,
entre extraños, te extraño
ligeros abrazos,
inquietos problemas.

Te busco entre mis sombras y sabanas.
quiero tus besos,
tu risa,
y tu lúgubre poca distancia...



miércoles, 24 de junio de 2020

Desde la rabia

Desde la rabia.

Un sistema de salud destruyéndose, siendo el mejor del mundo.
Lo desconectaron al flaco, estaba gastando mucho aire, dicen. Total, ya tenia 71 años e igual fumaba, dice su señora. Vivía en el campo en San Vicente, de Tagua Tagua, hace dos años había ido a descansar en la paz del sur, vivía a costa de su pensión, cazaba conejos. Se fue a San Vicente, para no morir en Santiago, pero como es el centralismo, se murió igual en la capital.

Murió de covid 19, pero como ya vivió... lo desconectaron en el hospital del Carmen de Maipú, para que otro, no tan viejo respirará un poco más y siendo probable que el otro también muera.

El flaco, no había sido tan bueno, golpeaba a sus hijos, así que se quedo sin aire. Dicen que había querido a otros más que sus propios hijos, pero bueno... Tomaron el cuerpo ayer, y hoy lo llevaron al cementerio parque del recuerdo cordillera en Puente Alto, solo sus hijos a quienes golpeo y su señora lo llevaron al sepelio. Le prestaron la tumba ya que estaba su cuñado calentito del año pasado, así que sin cura, ni carrete, quedó ahí y la viuda lloró pero poquito, por que ahora es libre y no volverá a vivir más en el campo.

Se fueron del cementerio parque, y el flaco quedo revolcándose en la tumba, murió de espaldas.

Fueron bajando el cerro, el muy suertudo quedo al lado de la cordillera, pasará frió y si respirará aire limpio, como aquel aire que le negaron. ¿Se habrá arrepentido el flaco?, no lo sabemos, solo sabemos que el sistema de salud, es el mejor del mundo.

No pensé que podría hacerlo y lo hice.

Libere mis aguas, y les contaré.

No sentía nada,


Gratitud

Hemos renegado la vida, trayendo la muerte,
hemos luchado contra el salvaje,
le hemos ganado a la tierra,
criando vivientes.

Tu sonrisa en el rostro,
es un símbolo de serenidad mía,
tu amor desolador,
es mi experiencia espiritual.

El dolor, aunque sea la sangre,
la resistencia, la obstinación ante la nada,
a traído a conveniencia mi vida,
orgullosa de ella,
orgullosa gratitud.