martes, 7 de diciembre de 2010

Happy me



Estoy feliz, a tu lado el mundo gira en recovecos de felicidad incalculable.
Me da pavor que te vayas, pero así es la vida, un poco lánguida y con lágrimas cuando llega a tu vida lo que faltaba y se va la persona de pronto, el cual cambio todo esquema de vida, mejorandolo y queriéndolo siempre.
Felicidad de mis sonrisas, entre tus brazos esta el apetito sublime de las caricias.
Esta felicidad se refleja en cada mirada un poco temerosa, amorosa y potencialmente adictiva cuando detienes tus ojos y de pronto se convierten en los míos.
Cobijame y abrazame aunque tiemble y sueño tenga.
Regresa. No te vayas jamas, dudo olvidarte ahora, dudo hacerlo jamas...

1 comentario:

orome dijo...

Los amores no se van de pronto, quedan. Aunque no estén presentes.