jueves, 16 de junio de 2011

Entre calles de Santiago


Sin sueños no somos nada,
sin deseos nos marginamos de la vida por completo.

¿ Que le ha pasado a nuestra existencia?
Abrí los ojos y todo sigue igual, los mismos donde mismo, los otros igual mal.

¿Cual es el deseo?, ¿que es lo que se requiere?
Imaginación, ganas y tal vez revolución.

Esperanza, de ver tu mundo mejor y lucha para que no decaigas cuando todo te quiere sobrepasar encima de tu cabeza. Dolor para que gocemos de alegría cuando esté dentro de nosotros. Corazón y pasión, esa de que no somos nada si no existe.

Me sigo paseando por Santiago y ya todo está distinto. Los ecos de algo nuevo retuercen mi voz.

En unos años, nuestros hijos lo agradecerán.

2 comentarios:

Oromë dijo...

amor, del deseo surge el cambio, no hay que sentirse mal porque las cosas están mal, hay que sentirse mal cuando estas cosas malas te sobrepasan y te afecta. uno puede ser mayor que las cosas malas alrededor.
un beso, te amo..

Efraín dijo...

good, good