sábado, 11 de octubre de 2008

Tierra


Mi tierra, nuestra tierra
es aquella que se ama y espera
Su polvo aquel se palpa hasta las venas.

Tu suelo, aquel lugar que no envenena
aquel polvo arraigado hasta mi alma
la cual recoge el encanto de la era.

Tierra, aquella que se extraña en otras fronteras
aquella masa eres, que nada la detiene
Tierra madre de los hijos de Eva
Tierra amante de un mundo cautivante
que proteges el mundo de los rayos penetrantes...
te pido en este instante
entre palabras hablantes
que me dejes amarte, acariciarte y cuidarte.

1 comentario:

LUNA LUNAR Y EL MAR dijo...

Hola niña he pasado por acá y he leído este bello poema que va dirigido a tu tierra.
Me ha gustado mucho.
Un beso